Climate Governance

#SamNosCuenta: Los “marxistas culturales” avanzan en las negociaciones climáticas

¿Porqué Brasil?

Brasil mantiene bajo perfil en la COP24

Brasil, que fue considerado como el favorito para albergar la conferencia sobre el clima del año que viene hasta hace unas semanas, retiró su candidatura para albergar la COP25 luego de la elección del escéptico climático de extrema derecha, Jair Bolsonaro. Si bien Brasil apela a las “restricciones fiscales y presupuestarias actuales” como razón oficial para retirarse, el presidente electo Bolsonaro dejó en claro en una declaración a los reporteros que no tiene interés en abordar el cambio climático:

“La política ambiental no puede confundirse con el desarrollo de Brasil. Hoy en día, la economía casi ha vuelto a la normalidad gracias a la agroindustria, y están asfixiados por cuestiones ambientales”.

A pesar de este gran contratiempo, Brasil mantiene un espacio en el pabellón en la COP24, donde alberga algunos eventos relativamente discretos este día. La tarde del miércoles contó con un grupo de oradores que hicieron una presentación conjunta sobre “Invertir en la naturaleza: garantizado el cambio”. Los oradores enfatizaron la necesidad de datos e información para respaldar la toma de decisiones y la planificación del uso de la tierra, destacando el hecho de que la mitad de las ciudades brasileñas han sufrido escasez de agua y falta de lluvia.

“Esto no es una conspiración marxista”, dijo el moderador del panel, quien tomó una clara posición ante las declaraciones más infames del futuro ministro de exteriores, donde afirmó que el cambio climático es parte de un complot de “marxistas culturales”.

Un enfoque multilateral para una economía baja en carbono

Los eventos de alto nivel del martes por la mañana sobre la acción climática global comenzaron con varios paneles sobre el multilateralismo que incluyeron jefes de estado, líderes empresariales y representantes indígenas. Estos líderes distinguidos hablaron sobre la necesidad de un enfoque audaz y unido para la transición a una economía baja en carbono.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, y la ex astronauta de la NASA, Mae Jemison, hicieron comentarios sobre la necesidad de un camino multilateral. Jemison, la primera mujer afroamericana en el espacio, pronunció un discurso poderoso sobre la necesidad de una acción climática urgente mientras su nación reafirmaba su compromiso de retirarse.

“Necesitamos verificaciones de la realidad y necesitamos esperanza. La tierra no nos necesita. Necesitamos la tierra ”, dijo Jemison.

Estas observaciones iniciales fueron seguidas por una serie de paneles que comenzaron con el primer ministro de Escocia, Nicola Sturgeon, y el ejecutivo de una cementera  de la India, Mahendra Singh. Sturgeon, un defensor feroz en el combate contra el cambio climático, habló sobre el audaz plan de Escocia para convertirse en carbono neutral para el 2050, citando tanto la obligación moral de los países desarrollados de liderar como los beneficios económicos que podría traer una economía baja en carbono. Singh habló en nombre del sector privado y la necesidad de que compañías como la suya luchen por la carbono neutralidad.

Construyendo un sector de transporte bajo en carbono

Las sesiones plenarias del martes por la mañana concluyeron con un panel sobre la Asociación para la Declaración de Electromovilidad, que presentó la declaración “Impulsando el cambio juntos – Asociación de Katowice para la movilidad eléctrica”, una propuesta conjunta de Polonia y el Reino Unido. Esta propuesta ya cuenta con 38 países de los 5 continentes, además de varias organizaciones internacionales y 1,200 empresas.

La presentación de esta declaración fue un panel de oradores que incluyó a Guterres, Morawiecki, el Presidente de la COP24, Michał Kurtyka, y el Presidente de Austria, Alexander Van der Bellen. Los firmantes buscan “apoyar el desarrollo del sector de la e-movilidad, el intercambio de experiencias y la cooperación científica a nivel global y local”. Los oradores discutieron sobre la importancia de la descarbonización del transporte y sobre los avances realizados por sus países para electrificar su sistema de transporte.

El papel de la financiación climática en la COP24

Esta semana también se llevarán a cabo las primeras negociaciones sobre financiamiento climático, que se espera sea una de las áreas focales en la COP24. Los negociadores buscan obtener $ 100 mil millones al año en financiamiento climático para atender las necesidades de los países en desarrollo que se establecieron en el Acuerdo de Copenhague de 2009.

“Creo que hay tres grandes áreas en las que estamos buscando avances en el financiamiento climático: los fondos, las reglas y los objetivos”, dice Joe Thwaites, Asociado en el Instituto de Recursos Mundiales. “En cuanto a los fondos, no se trata tanto de las decisiones de la COP, sino de la seguridad de que la reposición del Fondo Verde para el Clima será ambicioso”.

Thwaites continuó diciendo: “Estamos buscando mejores reglas sobre cómo informar sobre finanzas … en dos direcciones;  tanto hacia el  futuro – con los flujos financieros proyectados en el futuro – como hacia el pasado – mirando lo que ya se ha proporcionado”.

Sobre la meta de $ 100 mil millones, Thwaites dice:

“Hay un progreso decente hacia esa meta, pero existe la necesidad de una mayor ampliación”.

El papel de la restauración de manglares en el cambio climático

El miércoles, expertos de todo el mundo realizaron un panel conjunto sobre “La necesidad de una agenda coordinada para la conservación de los manglares en el Panda Hub en el Área del Pabellón del Fondo Mundial para la Vida Silvestre. Los manglares son ignorados en gran medida en las negociaciones sobre el clima a pesar del hecho de que pueden bloquear más dióxido de carbono por hectárea que los bosques tropicales.

La conservación y restauración de los manglares podría jugar un papel importante en la estabilización del clima. Este tema se ha vuelto cada vez más urgente puesto que la mitad de los manglares del mundo ya han desaparecido. Los oradores del panel destacaron estos hechos e hicieron un caso convincente de que una agenda de conservación de manglares debería desempeñar un papel más prominente en las negociaciones futuras.

“Los manglares ofrecen una herramienta importante para las soluciones climáticas basadas en la naturaleza para la mitigación y la adaptación al cambio climático”, dijo Lisa Chindler Murray, de The Nature Conservancy.

Deja un comentario